Reseña del casino Paf por el jugador #39 (Desideria Cal)

Paf fue uno de los primeros sitios de apuestas en línea en los que me registré y jugué muchos años atrás en el 2005. Antes solía ser estrictamente un jugador de póquer, así que lo que inicialmente llamó mi atención fueron los generosos bonos y freerolls que ofrecía esa sección del sitio web. Sin embargo, durante el siguiente año empecé a interesarme más por los casinos en línea puesto que descubrí que sus depósitos ofrecen particularmente promociones de bienvenida, las cuales podrían ser beneficiosas si se utilizan de la manera correcta dentro de las reglas existentes. Mientras que las promociones de póquer de Paf empezaron a perder su atractivo y disminuir en número, naturalmente me cambié al lado del casino como una alternativa para pasar el tiempo de manera tanto divertida como lucrativa.

El bono de bienvenida equivalía al 100% del depósito hasta los $200, con unos requisitos para apostar que no superaban los 20x (incluso pudo haber sido más bajo que eso), y apenas algunas restricciones de juegos. Durante esos buenos tiempos la mayoría de los acuerdos promocionales de los casinos en línea todavía permitían juegos de cartas o de mesa y póquer de video, incluso sin ponderación reducida. Por lo tanto, decidí hacer efectivo el bono de registro al jugar blackjack con resultados predeciblemente exitosos, para luego hacer un rápido retiro. Luego, al igual que en la mayoría de los sitios sujetos a grandes casas de apuestas, los retiros se hicieron efectivos en un día, a diferencia de los casinos Playtech autónomos donde tenía que esperar al menos 4 días por ser un cliente nuevo.

No regresé durante un tiempo, pero el destino quiso que tuviese otra oportunidad en las ofertas de bienvenida cuando eventualmente la tuve. Luego, al final del año 2006, Paf compró un sitio web en el que me había registrado recientemente y estaba procesando un retiro de un bono de póquer, el cual fue anulado cuando la cuenta fue inmediatamente transferida sin previo aviso. Sin embargo, recibí un bono moderado de apuestas de deportivas que no requería depósito, así que opté por quedarme con la nueva cuenta y cerrar la que tenía antes en su lugar. Luego, días después fue que se me ocurrió que era posible que me acreditaran de nuevo con el bono de registro.

Como era de esperarse, $200 fueron añadidos a mi balance tras realizarse una transferencia de fondos del mismo monto. Por consiguiente, esta vez empecé a jugar con comodines de a dos en múltiples líneas, y al alrededor de diez minutos después, conseguí una escalera real por $400. De igual manera jugué el resto del bono en uno o dos juegos de cartas, consiguiendo un buen reintegro que sumaba varios cientos de dólares. Sin embargo, desde entonces desafortunadamente el sitio web del casino ha implementado términos promocionales bastante restrictivos, e incluso ha alterado su sistema de cortesías, por lo que varias categorías de juegos no solo están siendo ponderadas de manera distinta sino que además no es posible ganar puntos mientras se está jugando con un bono. Gracias a estos cambios de rumbo promocionales ya no juego más aquí.

PAF España
Casino Y Apuestas Deportivas